Archivo de la categoría: madrid

y ya soy madrileño

no porque lo diga mi nuevo dni

ni porque lleve viviendo mas de 2 años en madrid

son mas cosas, muchas mas

entre ellas que ya me coloco instintivamente en la escalera del metro a la derecha

que me preguntan por una calle y se donde está

que ya odio comer en el vips, con lo que le gusta a la gente que viene de ciudades pequeñas!

que me se rinconcitos secretos de malasaña

que utilizo el pretérito perfecto mas que el pasado simple

que no tengo miedo a ponerme sombrero

que esté jugando en un equipo de futbol….

pero lo mas importante es que cuando vuelvo a mi ciudad, a oviedo, ya no me siento parte de ella, ya no la reconozco, la veo muy cambiada y cada vez mas lejana

es posible que el que haya cambiado sea yo, supongo que así será, pero no es la misma ciudad en la que crecí

cuando una ciudad crece y se mueve y tu estás en ella no eres consciente de su cambio, tienes que alejarte unos pasos para ver que las cosas no son como antes…

oviedo ya me ha sobrepasado, o tal vez haya sobrepasado a oviedo?

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo madrid

el guarda de seguridad del metro

la joven no tuvo mas remedio que acercarse al hombre de seguridad, le habían robado el bolso

él tenía los ojos azules enormes e imprevisiblemente fuera de sus órbitas, si no fuese por su huesuda nariz, los ojos sería la parte mas hacia fuera de su cuerpo

llevaba el pelo hacia atrás, desde la raíz un centímetro de pelo blanco, de ahí hasta la nuca un color teñido como marrón azafranado

 

se tenía que hacer el interesante, en sus 24 años como encargado de la seguridad del metro de villa de vallecas no se había acercado muchacha como aquella, amable, pequeña y sonriente

 

estaba nervioso, le temblaban los ojos, y mientras que la joven le pedía ayuda no sabía si cruzar los brazos o sujetarlos por detrás o sonreír o marcar un porte serio en sus cejas

 

desde que su mujer le dejó, a él y a su pastor alemán no le había sonreído ninguna mujer, su aspecto era patético y él lo sabía y él no podía hacer nada

 

-disculpe pero me han robado el bolso, vengo de trabajar y me quedé dormida, cuando desperté mi bolso no estaba

-lo siento señorita pero la política de la empresa es que si no hay conciencia de robo, sólo es una pérdida

-pero….

-vuelva mañana quizás tenga suerte

 

y así estuvo el hombre de los ojos saltones recibiendo a la joven menuda día tras día, oliendo su maravilloso perfume desde cuatro azulejos de distancia

al tercer día pensó “ ya me he enamorado” en sólo tres días , se había prendado de aquella mujer,

pensaba decirle muchas cosas pero nunca se atrevió

así que al quinto día le dio su bolso, que aunque vacío había aparecido y nunca mas la vio,

 

2 comentarios

Archivado bajo literatura, madrid

linea 1 después de villa de vallecas

linea 1, cuatro y media de la tarde

enfrente tengo un hombre borracho, dormido encima de su chaqueta de cuadros, aquella que compró para la boda de su hermana en 1985, sus ojos se cierran, se duerme en 1 parada

2158340392_f3e08e4656_b

un poco mas allá una mujer que no llega al metro y medio,sabe poco de la vida, me lo dice su bolso, no encaja con su ropa, un tous ( falso evidentemente) con ropa perdida en el gusto, se baja

a la derecha hay un hombre de bigote, anillos de oro y pelo como el de una muñeca ,pegado uno a uno de manera industrial, no hace mas que hablar en alto para que todos veamos su superioridad. Su pareja, una mujer retrasada, tal vez esquizofrénica y medicada intenta hablar, pero él no le deja. Él está sentado en el extremo de los asientos  sujeta un gran tendedero que acaban de encontrar en la calle seguramente, se le cae en cada parada.

-La siguiente es Migueeeeeel…..Fernan….-dice ella

-Miguel Fernández?, Miguel Hernández, que mal estás, estás mas guapa callada, que mal lees y que mal todo

el suelo está pegajoso, es domingo, ayer fue sábado, siempre está pegajoso despues de un sábado,el estado del suelo ayuda a crear la situación.

un hombre calvo ve una película en su psp, ajeno a la conversación de la mujer medicada y su acompañante.

a mi izquierda un tipo muy alto, con un collarín unido a una especie de caparazón de hierro que impide que se pueda girar para ver a la extraña pareja, los intuye por el rabillo del ojo. Le miro y me imagino una caida por las escaleras antes de coger el autobús, con las manos en el bolsillo, no pudo sacarlas a tiempo y rodando se partió el esternón y la clavícula.

risas retrasadas.

al fondo del vagón un joven, sin nada de pelo en su rostro,es una mujer,sin duda, vestida como un hombre, hablando como un hombre, sintiendo como un hombre, coge de la mano a su pareja, una mujer con el pelo rizoso por la cara, se esconde, no la puedo ver, se dobla como doblan las cuentas de los restaurantes, para que no veamos su precio.

se mastica, va a pasar algo, tiene que haber un climax en este absurdo, se huele

se vuelve a caer el tendedero

el borracho abre un ojo y quiere saber donde está (es miguel hernández, que mal)

que mal todo, todo está mal, tiene razón el hombre del pelo de muñeca.

en la otra punta un hombre bajo y muy feo, extremadamente feo, llegando a ser grotesco, con unas enormes gafas con el cristal amarillento, dedos amarillentos, y ojos amarillentos quiere llamar la atención, “mecagüen la puta” grita, “me pasé de parada”, yo no lo creo, sólo quiere participar en el ambiente del vagón

el vagón mas extraño al que haya subido jamás.

seguro que despues de villa de vallecas aconteció algo increible, estoy seguro de ello, la mujer doblada dejó a su hombre sin vello facial para preguntarle al delcaparazón de hierro si ese autobús que perdió era importante.

tal vez el borracho se despierte milagrosamente en su parada al caerle el tendedero en la cabeza

tal vez el hombre amarillo que se pasó de parada se acercó a la princesa medicada y la liberó del bigote de muñeca, y cuando la llevaba en sus brazos le dijo al oido mientras huían corriendo “no me había saltado la parada, solo era para que me mirases…”

 

seguro que todo esto pasó, y seguramente pase todos los días despues de villa de vallecas…

6 comentarios

Archivado bajo literatura, madrid

madrid no para

parece q no para, q toda la gente tiene esa prisa encima q arrastra como un tópico, como lo de que los catalanes son agarraos y los andaluces graciosos….

vivimos a unos metros del metro de gran via y si q es cierto q da igual a la hora q estés, la calle  siempre está llena de vida,

 

de putas, de gente q t vende paraguas a la salida del metro, de los dos heavys q se creen filósofos (pinchad el video) de chinos, de gays, de gente q se muere por la moda, de gente de comic, de goticos….

pero cuando te paras a hacer una foto, la gente se para se quedan mirándo, da igual q no tengan tiempo …

alli estará la cara de alguien q acaba de perder su prisa,

por un instante de curiosidad, por ponerse delante de ese mago, ese hombre estatua, ese cómico o ese individuo con una camara de fotos

la cuestión es que no creo q la gente tenga tanta prisas, bueno si las tiene pero saben perderla rápidamente

al volver del trabajo cada dia me bajo una parada antes de casa, en el metro de sol, y no se porque pero me da a mi q muchos hacen lo mismo.Después dce estar todo el dia currando entre 4 paredes bajar en sol es perder la prisa, es dejarse perder entre tanta gente.

Estos días me está encantando el “MESIAS DE SOL”, es algo muy américano y q salía en la vida de bryan cuando cae por la ventana y se pone a predicar

pues así se pone uno, es un descojone, porque normalmente son sudamericanitos y estadounidenses y otro traduciendo, te cuentan lo perdidos q estaban ellos,q se pasaban todo el dia con sexo alcohol y demas, royo chavales de erasmus de esos q llevan el anillo de no follar hasta casarse. El otro dia el chaval q traducía no entendía nada y miraba para mi para q le ayudase, estuve por ayudarle y traducir el dialogo de la vida de bryan pero sería demasiado.

Por suerte no trabajo de mañanas así q las prisas no me estan afectando demasiado, tengo mucho tiempo libre y las fotos me dan muuuucha libertad, cada madrileño tiene su historia y mas cuando es imposible conocer a alguien q tenga sus 4 abuelos de madrid madrid, aun no lo he encontrado y cada vez q alguien me dice q es de madrid me rio, no hay nadie de madrid, digamos q es el hall de la estación de españa, donde paramos un rato para volver……

3 comentarios

Archivado bajo madrid